sábado, 6 de junio de 2009

Spark


Segunda entrega de la serie "La esquina del perro".

Mientras el hombre a fuerza de soplete esta armando una parrilla el perro mira que pasa por la calle. Y no pasa nada.
Indiferente a las explosiones del soplete, tiene la mirada perdida, las orejas bajas y el pecho erguido.
Un tanto sepia, un tanto colores.
Los colores parecen diferenciar que es del hombre, y que es del perro.


2 comentarios:

bensonita dijo...

empiezo a descubrir tus fotos! tenés que subir más!!! están buenísimas!! Además tienen mucha personalidad. besotes!!!

Helen dijo...

y...la calle es claramente del perro!!!!